Drop Shipping, la nueva forma de vender en tiempos de crisis

Uno de los problemas más importantes  en el inicio de muchos negocios y en el mantenimiento de otros es el hecho de mantener un stock, con todos los grandes inconvenientes que comporta:

  • Espacio físico para mantenerlo (alquileres ..)
  • Tener un stock mínimo que nos permita trabajar con comodidad para atender los pedidos (colores, tallaje, accesorios …)
  • Dinero inmovilizado hasta la venta de los productos.
  • Ciclo de vida del producto, que cada vez es más corto y nos “fuerza” a tener un alta rotación de la venta de productos para poder tener acceso a: nuevas versiones, nuevas tecnologías, nuevas modas …

compras-onlineEl Drop Shipping es una forma de vender productos al por menor, sin tener que administrar stock alguno o inventario de productos. El stock lo posee el fabricante o mayorista, que es quien envía directamente el producto al cliente final.

Nosotros, como minoristas, no mantenemos stock, realizamos el pedido al fabricante o mayorista directamente (una vez cobrado el producto) y éste lo envía al cliente final, muchas veces con marca blanca o con nuestra propia marca.

La conclusión es que nosotros obtenemos el beneficio que se obtiene de la diferencia entre el precio del mayorista-fabricante y nuestro precio de venta, o sea, con un riesgo mínimo.

Empresas tan relevantes como Pixmania se han unido a esta tendencia creciente día a día.

Tendencias

En los últimos años, los fabricantes y mayoristas están teniendo la tendencia de diversificar sus mercados para vender más, potenciando diversas alternativas:

  • Venta de nuevos productos/servicios.
  • Apertura de mercados en otras zonas/ países.
  • Adaptación a venta tipo Drop Shipping, aprovechando las nuevas tendencias y que tienen que mantener, en cualquier caso, el stock, consiguiendo un nuevo tipo de clientes.
  • Venta directa a clientes finales, abriendo tiendas virtuales especializadas y/ o empresas paralelas para evitar el “choque” con sus actuales compradores que a su vez venden a clientes finales en muchos casos.

En definitiva, tanto mayoristas como minoristas tienen la obligación de “buscarse la vida”, y esto puede ser una buena opción para ambos.

Daniel Durán E-consulting.cc

No se admiten más comentarios